La importancia de los Lácteos en la nutrición

La leche es un alimento muy importante en nuestra dieta diaria, aunque aún surgen muchos comentarios negativos con respecto a su consumo. A lo largo de la vida, necesitamos las propiedades de productos lácteos que nutrirán nuestra formación, y le darán a nuestro cuerpo los componentes que necesita.

En los niños, cuando se encuentran en proceso de crecimiento hasta la adolescencia, es necesario alimentarlos con leche, ya que ayuda con el crecimiento y fortalecimiento de los huesos. En la etapa de adultos, es perfecto en la medida justa para darnos los minerales que necesitamos. Por último, en la vejez ayuda fortaleciendo el sistema inmunológico entre otros beneficios importantes.



¿Qué pueden hacer las personas intolerantes a la lactosa?


Existen muchas opciones y derivados de la leche para las personas que tienen esta condición. La intolerancia surge cuando el organismo no es capaz de procesar con la misma rapidez los azucares de la leche causando incomodidades estomacales que se quieren evitar, pero existen otras alternativas descremadas o deslactosadas que te permitirán seguir consumiendo sus vitaminas y propiedades sin que esto afecte.


Mitos de la leche en las dietas


Para las personas que se encuentran haciendo dieta por problemas de sobrepeso, tienen la idea de que la leche y muchos de sus derivados son enemigos principales, y no es así del todo. Si es cierto que tiene alto contenido en grasa al igual que muchos de sus derivados como la mantequilla, pero también existen opciones descremadas con menos grasa para seguir consumiendo. Lo cierto es que es un alimento que no se debe eliminar del todo porque nos estaría faltando un elemento vital que sólo ofrece la leche para el funcionamiento de nuestro cuerpo.


Beneficios de la leche en el organismo

Se ha demostrado que la leche ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Su fuente de vitaminas ayuda a dar el fortalecimiento que necesitan nuestros huesos para fortificarlos; además mejora la hipertensión y tiene efectos importantes que influyen en la relajación del cuerpo. También posee vitaminas como hierro, magnesio, zinc, vitamina D entre otras que favorecen la estructura ósea.


Además de tener todas estas propiedades y beneficios que mencionamos a lo largo del artículo, la leche es un alimento que sirve como base para otros productos de interés en la industria como el yogurt, la mantequilla, la base para helados, queso crema, quesos… por lo que presentan diversas opciones en donde este ingrediente se presenta dando alternativas a las personas para que consuman otros exquisitos productos con sus derivados.



En términos generales, a pesar de que muchas personas la satanizan por su contenido de grasa, la leche tiene todos los componentes que necesitamos para el crecimiento y mantenimiento de nuestro cuerpo a lo largo de la vida. Para las personas que presentan problemas directos con la lactosa, pueden consumir estas opciones deslactosadas, pero no deben dejar de hacerlo de ninguna manera, ya que es parte de la dieta que necesita el cuerpo para sobrevivir y mantenerse en forma durante toda nuestra existencia.