Queso y cerveza, los mejores maridajes

Dicen que la mejor forma de combinar alimentos exquisitos es con vino; sin embargo la cerveza nos hará diferir de esta idea. Por sus propiedades y versatilidad, la cerveza encaja perfectamente con distintas opciones de queso que existen. La cremosidad, la acidez y el salado en conjunto con los sabores amargos de la cerveza, crearán una explosión en tu paladar.

En muy importante saber cuál es la forma en que ambos se pueden combinar para degustar las mejores opciones. Lo bueno de estos dos es que ninguno está para tapar las irregularidades del otro, si no para hacer un matiz único y especial que los hará sobresalir cada uno a su manera.


¿Cómo saber combinar la cerveza con el queso?


Ambos tienen bastante variedad en cuanto a sabores, algunos son más intensos y otros más frescos, aquí es donde se encuentra el secreto de todo. Lo ideal es combinar las cervezas más densas con los quesos más fuertes; y las cervezas más ligeras con quesos más frescos. Para los quesos más maduros la mejor elección son los sabores de cerveza mucho más complejos.


Algunos maridajes entre cerveza y queso

Las cervezas Lager son la forma más común de realizar cerveza, siendo el tipo Pilsen el más conocido. Se caracteriza por su fermentación a bajas temperaturas y su contenido de alcohol es apropiado. Se recomienda el maridaje de este tipo de cervezas como pueden ser la Alhambra, Cruzcampo o Estrella Galicia, con quesos de vaca como el Mahón; o cremosos y semicurados como el Payoyo.

La cerveza negra, como la conocida Guinness, tiene un sabor más dulce y en el paladar combina bastante bien con quesos más maduros como el queso Viriato. Los quesos ahumados como el Idiazabal también son perfectos, notarás como se intensifica el sabor cuando se combinan, apoyándose perfectamente bien, y complaciendo el sentido del gusto.


Las cervezas ALE (alta fermentación) suelen tener sabores más complejos y agridulces, mayor cuerpo y un sabor más marcado. Este tipo de cerveza como puede ser la AMBAR 1900, suele ser ideal para acompañar con quesos como la Torta del Casar.


También puedes acompañar con panes de centeno, frutos secos y diferentes embutidos que complementen el sabor de cada uno de estos. Los higos y las peras también pueden ser una excelente opción que le aportará todas las texturas y equilibrios de sabor a tu paladar. Como mencionamos anteriormente, lo importante es experimentar y sacarles provecho a todos los elementos en la mesa haciendo de la combinación de cada uno de estos toda una experiencia en tu boca.